CONSENTIMIENTO INFORMADO

El proceso de comunicación e información entre el veterinario y el propietario del animal, culmina con la aceptación o no de un procedimiento diagnóstico o terapéutico tras conocer los riesgos, beneficios  y alternativas. Infografía